Acerola, cuándo y cómo tomarla - díselo a tu farmacéutico - #PlantasMedicinales

Acerola, cuándo y cómo tomarla – díselo a tu farmacéutico – #PlantasMedicinales



Vídeo consejos saludables sobre el uso y uso de la acerola, para qué sirve y cuándo y cómo debemos manejar esta planta medicinal. Vídeo consejos de Juan Enrique Garrido, Vocal Nacional del Gabinete de Farmacia, Consejo General del Colegio de Farmacéuticos. El vídeo ha sido producido por el Consejo General del Colegio de Médicos, producido por Medicina TV en colaboración con Arkopharma. La acerola es el fruto de Malpighia glabra, un arbusto de 3 a 5 m de altura originario de las Antillas de América Central. Es una fruta pequeña y carnosa muy similar a una cereza, por lo que se llama la «cereza de Barbados». La acerola, que no debe confundirse con la acerola, otra planta, tiene un sabor agrio pero no abrumador y es muy agradable y deliciosa. La característica principal de las cerezas Acerola es su alto contenido en vitamina C. Es una de las frutas más ricas en vitamina C que nos ha proporcionado la naturaleza. Por ejemplo, tiene 20 veces más vitamina C que una naranja. La concentración de vitamina C en la fruta varía según el clima, la madurez y la estación del año. Por lo tanto, el nivel más alto se alcanza cuando la fruta aún está verde y decae durante la maduración. La acerola también contiene vitamina A y otros antioxidantes como carotenoides, taninos y fenoles. Como sabes, la vitamina C es un nutriente imprescindible en nuestra dieta, entre los que podemos destacar sus beneficios: o Reduce el cansancio, por lo que se recomienda su uso en casos de agotamiento o fatiga temporal. o Contribuye al buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. Por lo tanto, el uso tradicional es para gripes y resfriados. o Participa en la formación de colágeno, componente estructural de las articulaciones, la piel y los vasos sanguíneos. o E también interviene en la síntesis de neurotransmisores, sustancias implicadas en la regulación del estado de ánimo, como la dopamina. Los estudios han demostrado que la biodisponibilidad de la vitamina C natural es un 48 % más alta que la de la vitamina C sintética. Esto significa que a la misma dosis es más eficaz porque se absorbe más y se elimina menos. Además, la capacidad antioxidante de la vitamina C natural es 2,6 veces mayor que la de la vitamina C sintética. Es importante señalar que el uso de suplementos vitamínicos y minerales puede valorarse para compensar algunas de las carencias que pueda tener nuestro organismo, pero en ningún caso sustituye a una dieta equilibrada y variada. Es importante recordar que altas dosis de vitamina C pueden ser perjudiciales en caso de gota o cálculos renales, y aunque es una vitamina hidrosoluble, el cuerpo suele eliminar el exceso de vitamina C. Recuerda, consulta siempre a tu farmacéutico de confianza, experto en plantas medicinales. Te asesoraremos y resolveremos cualquier problema que puedas tener. Visita más consejos en video de #TuFarmacéuticoInforma en nuestro canal: y síguenos en nuestras redes sociales para más info Instagram: Facebook: Telegram: Twitter: LinKedIn: TikTok #PlantasMedicinales #Videoconsejos #TuFarmacéuticoInforma

Artículo Recomendado:  Curso de Plantas Medicinales y Aromáticas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *