Descubre el aloe vera y sus beneficios

Conocida mundialmente por sus beneficios sobre la piel y el cabello, esta planta se utiliza en la composición de un gran número de productos y cosméticos. ¿Qué dice la investigación científica al respecto? ¿Cómo se usa el aloe vera y cuáles son sus contraindicaciones? Respuestas.

Definición y composición de la planta

El aloe vera, también conocido como aloe de Barbados, es una especie de aloe que pertenece al género Aloe. Esta planta toma su nombre del griego antiguo y del latín. Es una planta suculenta con raíces poco profundas y hojas perennes. Crece en mechones y a veces incluso en verdaderas colonias, gracias a su capacidad de producir ventosas. El tallo de la planta es leñoso y muy corto. La planta puede crecer hasta una altura de cincuenta a ochenta centímetros como máximo.

Las hojas del aloe vera son de color verde claro y erguidas. A veces puede estar moteado de blanco. Tienen una forma lineal lanceolada, y pueden ser más o menos largas. Estas hojas se estrechan en la base del ápice de manera muy regular. Finalmente, las hojas tienen pasos dentados y espinosos con espinas separadas, pálidas y flexibles.

El aloe vera es una planta que brilla por su excepcional composición. Esta es la razón de su éxito mundial. El gel de aloe vera contiene casi doscientos componentes diferentes, ochenta de los cuales son beneficiosos para nuestro cuerpo. Contiene vitaminas A, C, E, así como vitaminas del complejo B: B1, B2, B3, B6, B9 y B12. La planta también es rica en sales minerales y oligoelementos, ya que contiene manganeso, yodo, calcio, magnesio, cobre, cloro, selenio, zinc, cromo y finalmente hierro y potasio. ¡Pero eso no es todo! Los fitoesteroles también se encuentran en el aloe vera, que son esteroles de origen vegetal. El ácido málico también se encuentra en el aloe vera. Y todos estos componentes le dan al aloe vera poderosas virtudes en el cuerpo humano y algunas de sus funciones.

Origen e historia

No sabemos exactamente de dónde viene el aloe vera. Por lo tanto, su origen geográfico es incierto, aunque los científicos creen que podría proceder de Egipto o del Oriente Medio. Sin embargo, la planta se encuentra en Europa, África del Norte, Oriente Medio, Asia y América: está presente en todos los continentes. Se cultiva en las regiones cálidas del planeta y encuentra su lugar como planta de interior en todo el mundo.

Tiene una historia muy larga, que se remonta a la antigüedad. Médicos como Dioscórides y Plinio el Viejo utilizaban el jugo de aloe vera como remedio para diversas dolencias . En Egipto, se dice que el aloe vera se ha utilizado durante más de 1.500 años antes de nuestra era. Se han encontrado relatos del uso del aloe vera en la medicina en muchas civilizaciones y en diferentes países: China, India, Grecia, Egipto, España, Holanda… Sus propiedades lo han hecho famoso a lo largo de la historia. Tanto es así que los españoles y los holandeses implantaron el aloe vera en las Indias Occidentales y en América desde los siglos XVI y XVII. Desde entonces, todas las zonas tropicales, templadas cálidas y subtropicales del planeta han albergado cultivos de aloe vera. Hoy en día se cultiva en todos los continentes, lo que la convierte en una planta muy extendida y fácil de encontrar. Y sus propiedades han interesado a los científicos durante muchos años.

Artículo Recomendado:  ¿Vale la pena la carrera de psicología? Una mirada más cercana

Investigación y beneficios

Tratamiento del estreñimiento

Tomado por vía oral, el látex de aloe es una sustancia natural que actúa como un poderoso laxante estimulante. Esto se debe a la presencia de antraquinonas, o antranoides, que son esencialmente el barbalote y la aloína. Las personas que sufren de estreñimiento crónico pueden consumir látex de aloe. Pueden combinarlo con el psyllium y la celandrina para aumentar el volumen de las heces. La ESCOP, la Comisión E. y la Organización Mundial de la Salud reconocen la eficacia del látex de aloe en el tratamiento del estreñimiento ocasional.

La diabetes y el azúcar en la sangre

El aloe vera es una de las plantas más utilizadas en la medicina india. También se le atribuyen potentes virtudes antidiabéticas o hipoglucémicas. En la medicina árabe y mexicana, la planta se utiliza de la misma manera. Una síntesis de los estudios publicados en 2010 presentó resultados muy alentadores con respecto a los efectos del gel de aloe vera en la diabetes. Esta sustancia derivada de la planta podría reducir el nivel de azúcar en la sangre de las personas que sufren de prediabetes y diabetes. Pero por el momento, los resultados sobre el efecto del gel de aloe vera en los triglicéridos de la sangre siguen siendo contradictorios.

Quemaduras en la piel

En 2007, los autores publicaron un metaanálisis de las posibles aplicaciones del aloe vera. El meta-análisis concluyó que la aplicación externa de aloe vera puede acelerar el proceso de curación de las quemaduras de primer y segundo grado. Después de eso se publicaron otros ensayos clínicos. El primero concluyó que la aplicación de una crema que contenía gel de aloe vera permitía reducir el tiempo de curación de las quemaduras en segundo grado. En el segundo, el gel de aloe vera también demostró ser más eficaz que un placebo.

Herpes genital y psoriasis

Los investigadores han investigado la mayoría de las posibles aplicaciones del aloe vera y su gel. Resulta que esta sustancia natural puede ser usada para tratar las lesiones causadas por la infección viral del herpes genital. Según los resultados del estudio realizado, el tiempo de curación de los pacientes con una crema a base de extracto de aloe vera es de aproximadamente cinco días, en comparación con los doce días con un placebo.

En 1996 y 2005, el gel de aloe vera fue objeto de estudios sobre la psoriasis. Los informes de estos ensayos eran contradictorios en ese momento. Más recientemente, otro estudio demostró que la presencia de gel de aloe en la composición de una crema antipsoriasis la hacía mucho más eficaz que otros productos similares. Además, los pacientes tratados afirmaron haber notado una mejora significativa en sus condiciones de vida.

El plan del liquen y sus síntomas

El liquen plano es una enfermedad autoinmune caracterizada por lesiones en las membranas mucosas y la piel. Se han realizado varios ensayos para determinar la posible eficacia de la planta en los síntomas de esta enfermedad. Se ha demostrado que el gel de aloe vera es eficaz para tratar los síntomas de los pacientes y reducirlos de manera significativa. Del mismo modo, un enjuague bucal a base de aloe vera también reduce el dolor causado por la enfermedad. El aloe vera es de gran ayuda para las personas con este problema de salud en particular.

Artículo Recomendado:  Calambres musculares - 3 consejos sobre cómo aliviar los calambres

Otras lesiones de la piel

Nuestra piel puede ser propensa a infecciones y a varias lesiones. Aunque el aloe vera es conocido por sus virtudes dermatológicas, actualmente tenemos pocos resultados clínicos consistentes y verdaderamente concluyentes. Sin embargo, durante los estudios realizados, la planta ha demostrado su eficacia en el tratamiento de diferentes tipos de lesiones de la piel y las membranas mucosas, como la sarna, las úlceras bucales, las lesiones de la piel, la paraqueratosis seborreica y el dolor relacionado con la hemorroidectomía. El aloe vera también puede tratar la piel seca. A menudo se utiliza en productos para el cuidado de la piel y el cabello que hidratan y nutren.

Otras investigaciones

El aloe vera se utiliza a menudo en los dentífricos por su capacidad para reducir la placa. Por lo tanto, es posible añadir aloe vera a su pasta de dientes para aprovechar esta propiedad. Por otra parte, los investigadores creen que el aloe vera es eficaz para mejorar el estado de los pacientes que sufren de colitis ulcerosa de leve a moderada. En este contexto, el gel de aloe vera se utiliza por vía oral. Sin embargo, la planta no es tan efectiva en el tratamiento del síndrome de intestino irritable.

Consumo, indicaciones y dosis

aloe veraEl aloe vera se utiliza generalmente de dos maneras diferentes: por vía oral o externa. Externamente, sólo se utiliza el gel extraído de las hojas de la planta. En este caso, el gel de aloe vera debe aplicarse directamente a las zonas afectadas. Como hemos visto, el gel de aloe vera puede usarse contra el liquen del plan, el herpes genital, lesiones cutáneas leves, congelación, quemaduras, inflamación e infecciones cutáneas. Esta operación puede repetirse varias veces al día si es necesario. En la misma lógica, también se pueden utilizar productos comerciales basados en el gel de aloe vera o utilizar una planta de interior, a la que se le cortan pequeños trozos de hojas antes de presionarlas para extraer el gel. Es viscoso y tiene un color verdoso.

Para tratar el estreñimiento y la diabetes, el aloe vera también puede tomarse por vía oral en forma de jugo. En este caso, se puede utilizar gel de aloe vera y látex de aloe. Para el estreñimiento, el látex de aloe vera es efectivo. Por ejemplo, se consumen entre 50 y 200 mg de látex de aloe vera por la noche antes de acostarse. Pero tenga cuidado, hay contraindicaciones para este uso del látex de aloe vera, que es importante conocer y respetar (véase más adelante).

En lo que respecta al jugo de aloe vera, este producto natural tiene propiedades hipoglucémicas. Para aprovecharlo, basta con consumir una cucharadita de aloe vera, dos veces al día y siempre antes de las comidas. En caso de diabetes, debe seguir un tratamiento médico adaptado. Se desaconseja la automedicación. El gel de aloe vera es un tratamiento complementario, que no es suficiente para controlar la enfermedad. Nunca debe dejar de controlar sus niveles de azúcar en la sangre.

Asociación con otras plantas e interacciones

El aloe vera es una planta cuyos efectos pueden combinarse con los de diversas plantas y medicinas. Por ejemplo, los efectos del látex de aloe vera se suman a los de las plantas y suplementos con acción laxante, pero también a los que reducen los niveles de glucosa y potasio. Por otra parte, los efectos hipoglucémicos del gel de aloe vera pueden añadirse a los de otras plantas, medicamentos o suplementos con acciones similares, como la cúrcuma, para ayudar a la digestión.

Artículo Recomendado:  Seis dispositivos para fomentar la independencia en las instalaciones de vida asistida

El aloe vera también se puede consumir en forma de un delicioso jugo, lleno de nutrientes esenciales para nuestro cuerpo. Puede entonces combinar sus beneficios con los de otras plantas, frutas y vegetales en recetas originales de jugos. El zumo de aloe vera es una excelente fuente de vitaminas, minerales, oligoelementos y fitosteroles.

Contraindicaciones

El uso del aloe vera y sus diversas partes presenta algunas contraindicaciones que deben conocerse. En efecto, el látex de aloe vera es un laxante estimulante, que no está indicado para dolores abdominales de origen desconocido. Este producto también debe evitarse en casos de inflamación intestinal aguda, úlceras, apendicitis, obstrucción intestinal, embarazo y enfermedades cardíacas. Por último, el látex de aloe no se recomienda para las personas que sufren de problemas renales, náuseas y vómitos.

Por otro lado, el látex puede causar diarrea, calambres abdominales, hematuria (sangre en la orina), pérdida de potasio y albuminuria. La pérdida de peso también puede estar asociada con el uso excesivo de látex vegetal. El uso prolongado de altas dosis de látex de aloe vera también puede dañar los riñones y el hígado. En cuanto al gel de aloe vera, no causa efectos adversos significativos, según estudios recientes.

Por consiguiente, el uso del látex de aloe vera se reserva para los casos de estreñimiento ocasional y agudo. Por lo tanto, este producto no debe utilizarse de forma continua, sino sólo ocasionalmente. Y preferiblemente con consejo médico. La ingestión continua de látex de aloe vera puede causar graves problemas renales. Incluso puede llevar a pólipos intestinales, aumentando el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. Por último, un ensayo preliminar realizado en 1991 muestra que el uso del aloe no está indicado para el tratamiento de heridas gravemente infectadas. Por lo tanto, es necesario evitar el uso de esta planta en caso de una infección grave de la piel. En general, evitar la automedicación y consultar a un médico por cualquier problema de salud.

Consejos: dónde y cómo comprar la planta

En el mercado se pueden encontrar muchos productos a base de extractos de aloe vera. Si recurres a estos productos, elige los más naturales posibles. El aloe vera debe provenir de una agricultura sostenible y orgánica, y de una región tropical o cálida de nuestro planeta. Estos productos naturales se pueden encontrar principalmente en tiendas orgánicas, parafarmacias, herboristerías… E incluso en línea, en sitios especializados.

También puedes encontrar jugo de aloe vera en tiendas, tiendas orgánicas y en Internet. Asegúrate de que es un producto orgánico y natural, extraído de forma respetuosa y natural de la planta. El jugo no debe contener ningún ingrediente adicional, colorantes sintéticos o conservantes. Cuanto más larga sea la lista de ingredientes, menos efectivo y beneficioso será el producto. Piensa en esto cuando hagas tu próxima compra.

También puedes usar el gel y el látex de una planta de aloe vera que crezca en casa, en el interior o en el exterior. Sin embargo, la planta sólo crece en regiones cálidas cuando se cultiva al aire libre. Los productos que se pueden extraer de la planta, especialmente su gel, se pueden utilizar en combinación con cremas, champús y otros cosméticos caseros. También puedes crear tus propios jugos de aloe vera con tus plantas. ¡Entonces serán naturales y locales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *