Descubra la jalea real y sus beneficios

Una verdadera poción milagrosa producida por las abejas, la jalea real es una sustancia con una composición extraordinaria. Y muchos beneficios para el cuerpo. ¿Qué dice la investigación científica al respecto? ¿Cómo se usa la jalea real y cuáles son sus contraindicaciones? Respuestas.

Definición y composición de la jalea real

La jalea real no es una planta, sino una sustancia que las abejas obreras producen a través de su sistema glandular cefálico. Producen jalea real entre el quinto y el decimocuarto día de sus vidas. Entonces se llaman «abejas enfermeras». Esta sustancia de color blanquecino tiene un brillo nacarado y un sabor amargo y muy fuerte. En la colmena, toda la lava de la colonia consume jalea real, independientemente de su estatus. Se consume desde el momento en que eclosionan hasta el tercer día de vida. A las larvas destinadas a convertirse en reinas se les da esta sustancia hasta el quinto día de vida. Finalmente, la reina de la colonia consume jalea real durante toda su vida desde el momento en que sale de la celda real.

La producción de jalea real requiere técnicas muy específicas. De hecho, las abejas lo producen en la cantidad necesaria para la cría y no lo almacenan. Por lo tanto, los apicultores especializados se encargan de recoger la jalea real y de preservar la salud de la colmena y de la colonia.

La jalea real es un producto de la colmena que es particularmente rico en nutrientes. En promedio, consiste en un 66% de agua y un 13% de proteínas. También contiene un 14,5% de carbohidratos, en forma de fructosa y glucosa. Finalmente, la jalea real contiene un 4,5% de grasa. El resto es un surtido de cientos de nutrientes, incluyendo vitaminas del complejo B, oligoelementos, minerales y muchos otros elementos. Entre ellos están los factores antibióticos, los ácidos grasos esenciales, las proteínas y los aminoácidos.

Origen e historia

Utilizada en Europa desde el siglo XXI, la jalea real es conocida por sus excepcionales virtudes nutricionales. Sin embargo, algunas personas han estado usando este producto de la colmena durante mucho más tiempo. La medicina tradicional china la ha utilizado durante miles de años para tratar diversas dolencias. La jalea real se puede utilizar de muchas maneras, y acompaña a diferentes civilizaciones en el tratamiento de la hipertensión, el dolor artrítico, la hepatitis crónica, la diabetes, la fatiga y la infertilidad.

En un tiempo, sólo las familias más ricas podían permitirse aprovechar sus virtudes en el cuerpo. Especialmente las familias de los monarcas. Cada colmena puede producir entre 300 y 1.000 gramos de jalea real por año. Las técnicas específicas de producción y las pequeñas cantidades producidas por cada colmena explican el costo bastante elevado de este producto. Es uno de los suplementos alimenticios más caros del mundo, incluso hoy en día. En teoría, es posible producir jalea real en cualquier parte del mundo. Por lo tanto, su composición varía según las flores y plantas que las abejas recogen para generar esta sustancia.

Artículo Recomendado:  Cómo cultivar fácilmente calabacín y calabaza amarilla a partir de semillas

Para que la jalea real sea de alta calidad, debe provenir de colmenas en un ambiente libre de contaminación y libre de químicos. No toda la jalea real es igual. Durante varias décadas, la ciencia se ha interesado en esta sustancia única. Se han realizado numerosos estudios científicos para determinar los verdaderos beneficios de la jalea real.

Investigación y beneficios

Tratamiento de la hiperlipidemia

El tratamiento de la hiperlipidemia no forma parte todavía de las indicaciones comunes o tradicionales de la jalea real. Sin embargo, algunos estudios demuestran la eficacia de esta sustancia en este contexto. Los estudios preliminares muestran resultados positivos y demuestran que la jalea real es eficaz en el tratamiento de la hiperlipidemia, aunque se cuestiona la calidad metodológica de estos estudios. Otros estudios también han presentado resultados interesantes en relación con el efecto de la jalea real sobre los niveles de colesterol en la sangre. Una vez más, se señala la calidad metodológica de los estudios.

La jalea real y la menopausia

Se han realizado una amplia variedad de estudios científicos para determinar los efectos de la jalea real en los diversos síntomas de la menopausia. Desde los albores del tiempo, este producto de la colmena se ha utilizado en la medicina tradicional para tratar los trastornos de la menopausia en las mujeres. Según los datos in vitro disponibles, la jalea real (y más específicamente sus compuestos activos) tendría actividad estrogénica. Los estudios realizados en el Japón durante el decenio de 1970 indican que la jalea real tiene efectos positivos en el equilibrio hormonal de las mujeres posmenopáusicas.

Más recientemente, estudios clínicos adicionales han respaldado estas afirmaciones. En efecto, la jalea real asociada a la vitamina C y al polen parece estar implicada en la reducción de los síntomas de la menopausia (8). Sin embargo, la presencia de otros elementos como el ginseng en este estudio no establece el verdadero papel de la jalea real en este contexto.

Refuerzo de la inmunidad

Durante miles de años, la jalea real se ha utilizado por sus propiedades tonificantes en el cuerpo, pero también por su capacidad para fortalecer el sistema inmunológico. Numerosos estudios clínicos han demostrado las actividades inmunomoduladoras e inmunoestimuladoras de este producto de la colmena. Parece que la jalea real actúa aquí como un verdadero adaptógeno. Se cree que la presencia de proteínas y ácidos grasos en la jalea real es responsable de este efecto en el cuerpo.

La presencia de varios y variados nutrientes en la jalea real la convierte en un poderoso estimulante para el cuerpo. De hecho, en todo el mundo, esta sustancia se utiliza para luchar contra la fatiga crónica y temporal, pero también como parte de la recuperación física tras un intenso esfuerzo físico o una convalecencia. Se utiliza para luchar contra la fatiga transitoria y crónica, pero también para contrarrestar los efectos del estrés en el cuerpo.

Un poderoso antioxidante natural y adaptógeno

La jalea real contiene vitaminas, sales minerales, oligoelementos… Pero también proteínas, aminoácidos, azúcares y ácidos grasos esenciales. Entre las vitaminas que contiene se encuentran varias vitaminas del complejo B (como la B5). Se sabe que apoyan el buen funcionamiento del sistema nervioso. Del mismo modo, la naturaleza adaptogénica de esta sustancia la convierte en un verdadero aliado contra el estrés y la ansiedad. Especialmente cuando se asocia con plantas con propiedades similares (Rhodiola rosea, en particular). La vitamina B5 presente en la jalea real actúa como un verdadero antiestrés natural.

Artículo Recomendado:  Increíble planta de milenrama: la hierba nativa con usos sorprendentes

La jalea real se utiliza muy a menudo como estimulante para el cuerpo y la mente en casos de depresión temporal o leve. Sus usos siguen siendo numerosos: mejorar la calidad del sueño, regular el apetito, tratar los trastornos digestivos, reducir la tensión nerviosa, mejorar las funciones cognitivas, prevenir el cáncer, mejorar la resistencia del cuerpo a los virus, infecciones y bacterias…

Otras investigaciones

Además de estas pocas afirmaciones y usos, la jalea real parece tener muchos otros efectos sobre la salud. De hecho, los estudios realizados en animales muestran un efecto protector contra la toxicidad de los medicamentos, la inflamación oral y la hipertensión. Este producto de la colmena sería igual de efectivo contra la fatiga, la colitis y la exposición a las neurotoxinas. Finalmente, según ciertos resultados, también podría estimular la glándula tiroides.

Los ensayos preliminares hasta la fecha parecen mostrar que tomar jalea real puede reducir los niveles de azúcar en la sangre. Además, el uso de jalea real en una pomada ha permitido la curación de heridas en más de sesenta pacientes diabéticos que sufren de úlceras en los pies. La jalea real se utiliza en muchos preparados farmacéuticos y otros preparados de hierbas.

Consumo, indicaciones y dosis

La jalea real se encuentra en forma de cápsulas para ser ingerida, pero también como una pequeña pasta para ser consumida por pequeñas cucharas. Por lo tanto, puede ser liofilizado o fresco, dependiendo de los productos. En forma liofilizada, la jalea real se consume diariamente, en una dosis de 100 a 250 miligramos. Cuando está fresca, esta jalea se consume en una ingesta diaria de 300 a 750 miligramos. Por lo tanto, se trata de tomas muy bajas: hay que tener cuidado de respetarlas.

En la mayoría de los casos, es aconsejable tomar jalea real antes del desayuno, y por un período de cuatro a seis semanas como máximo. Asegúrate de tomarte al menos una semana entre dos tratamientos de jalea real. Algunos usuarios de esta sustancia consumen más de un gramo de jalea real por día o 400 miligramos de jalea liofilizada. Esto es para el tratamiento de la fatiga. En caso de duda, siga las cantidades especificadas en el envase de su producto o busque el asesoramiento de un especialista. Además, debido al carácter potencialmente alergénico de la jalea real, a menudo se recomienda consumirla en dosis bajas y aumentar la ingesta gradualmente si no hay síntomas.

Asociación con otras plantas e interacciones

La jalea real puede ser combinada con otras plantas para multiplicar sus beneficios en el cuerpo. Por ejemplo, se puede tomar en asociación con el ginseng para restaurar la fuerza, la energía y la vitalidad, pero también para luchar contra el debilitamiento del cuerpo y la fatiga crónica. El ginseng y la jalea real son muy buenos antioxidantes naturales, que ayudan al cuerpo a luchar contra el envejecimiento. La jalea real también se puede usar en combinación con otros productos de la colmena. Se combina con el propóleo para combinar sus acciones antibacterianas y antimicrobianas. Así como para aliviar los dolores de garganta y otras dolencias: sinusitis, bronquitis, angina, úlceras bucales…

Artículo Recomendado:  295. La medicina moderna se encuentra con la herboristería con Dawn Laska-Tommerdahl-Herb Chat

Las posibles asociaciones son muy numerosas. De hecho, la jalea real se combina con la Rhodiola rosea para aumentar la capacidad de concentración. Así como para promover la memoria y equilibrar el sistema nervioso. La Rhodiola rosea y la jalea real son un gran apoyo frente a la fatiga y el estrés, y promueven un sueño reparador y una mejor resistencia. En asociación con la espirulina, la jalea real es una gran ayuda en la convalecencia. Pero también para evitar deficiencias en la dieta de los atletas. Por último, los efectos de la jalea real también pueden combinarse con los de las bayas de goji, ashwagandha, tribulus (estimulación de la libido), maca peruana, equinácea y ginkgo biloba.

Contraindicaciones

La jalea real se considera un producto relativamente seguro. Sin embargo, las personas con alergia a los productos de la colmena (miel, propóleos, etc.) no deben consumirlos. Del mismo modo, las personas alérgicas al polen y a las picaduras de abejas no deben ingerir productos de la colmena. Lo mismo se aplica a las personas alérgicas a ciertas flores (margarita, diente de león, equinácea…). En caso de alergia, los síntomas más comunes son el asma y el eccema, pero también pueden ser más graves. Como medida preventiva, es mejor empezar con dosis bajas y prestar atención a los posibles signos de alergia. Entonces, es posible aumentar gradualmente las dosis de jalea real durante el curso del tratamiento.

Las personas que no son alérgicas a los productos de la colmena y a las picaduras de abejas pueden consumir libremente esta sustancia. Y esto, teniendo cuidado de respetar las dosis básicas diarias. La jalea real no tiene efectos secundarios cuando se toma en dosis normales. Además, se puede consumir a cualquier edad, a partir de los seis años. Las mujeres embarazadas y lactantes pueden disfrutar plenamente de los beneficios de la jalea real. ¡Sólo sigue las dosis diarias recomendadas!

Consejos: dónde y cómo comprar jalea real

Producida en todo el mundo, la jalea real es un producto que siempre puede considerarse único. Su composición varía según el entorno de la colmena. Pero también las especies de plantas que las abejas utilizan para producirlo. Así, cada colmena produce su propia jalea real, aunque la composición de la sustancia siga siendo más o menos la misma. La calidad del producto depende en gran medida de la calidad del entorno de las abejas. Para estar seguro de beneficiarse de un producto que es a la vez nutritivo y beneficioso, hay que recurrir a la jalea real orgánica y natural. Está hecho por las abejas en un ambiente libre de pesticidas, fertilizantes químicos y contaminación.

La jalea real se puede encontrar en tiendas convencionales, tiendas orgánicas y parafarmacias. Algunas tiendas especializadas también pueden ofrecer jalea real en sus diversas formas. Por último, esta inusual sustancia está disponible en varios productos en Internet. Sea cual sea el producto que compres, recuerda comprobar su origen y procedencia. Además, pide tu producto sólo a vendedores de confianza y conocedores. Deberías poder obtener toda la información sobre las condiciones de producción de la jalea real. Esta información suele encontrarse en el envase del producto en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *