Food And Fitness 101: Una guía diaria de ¿Cómo empiezo a ponerme en forma y saludable?

Food And Fitness 101: Una guía diaria de ¿Cómo empiezo a ponerme en forma y saludable?

¿Cómo te pones en buena forma y salud?

Decidir hacer ejercicio regularmente es un gran comienzo para ponerse en forma. Sin embargo, es imposible lograr objetivos de acondicionamiento físico sin una guía nutricional. Los ejercicios desafiantes necesitan el tipo correcto de combustible, y el combustible se deriva de los alimentos y bebidas que consume. Si está comprometido con el acondicionamiento físico personal y el entrenamiento con pesas, también debe comprometerse con su dieta. Los resultados que desea solo pueden ocurrir cuando hace ejercicio regularmente y come de manera saludable.

Su dieta debe incluir macronutrientes como proteínas, carbohidratos y grasas que le den la energía para hacer ejercicio y desarrollar músculos. Además, debe contener minerales, vitaminas, fibra y antioxidantes que nutren tu cuerpo.

El buen estado físico comienza por aprender qué comer, cuándo y cómo mantener sus hábitos alimenticios. Siga leyendo para conocer los consejos para lograr una buena forma y salud.

Coma los alimentos correctos

Tú, de hecho, te conviertes en lo que comes. Una dieta bien balanceada proporciona los nutrientes adecuados para sus actividades diarias, incluido el ejercicio. Su dieta balanceada debe incorporar lo siguiente;

Carbohidratos: Es la principal fuente de energía para las personas que hacen ejercicio regularmente. Los ejemplos de carbohidratos incluyen legumbres, papas, frutas, pan, pasta y arroz. Si es posible, consume carbohidratos de granos enteros, que te mantienen satisfecho por más tiempo, estabilizan el azúcar en la sangre y te dan más minerales y vitaminas.

Proteína: Las fuentes de proteína son el mejor alimento para estar en forma ya que la proteína es esencial para desarrollar y mantener músculo. Por ejemplo, la proteína del pescado, como el salmón y el atún, previene la degradación muscular y mejora la masa muscular magra. Las proteínas de origen vegetal incluyen productos de cereales, soja, frutos secos, legumbres, tempeh y quinua. Por otro lado, la proteína animal incluye carne y productos cárnicos, pescado, huevos y leche.

Frutas y vegetales: Comer frutas y verduras afecta tu vigor y resistencia al hacer ejercicio. Los micronutrientes de estos alimentos aumentan la producción de energía y ayudan a la recuperación de los tejidos. Ejemplos de frutas y verduras para agregar a tu dieta son plátanos, manzanas, zanahorias, tomates, pepinos, calabazas, aguacates, espinacas, col rizada, brócoli, lechuga y nabos, entre otros.

Además, las grasas son esenciales para su cuerpo, ya que ayudan a formar células sanguíneas, absorber vitaminas liposolubles y producir hormonas. Sin embargo, deben tomarse en pequeñas cantidades porque contienen un mayor contenido calórico que otros alimentos. Conformarse con grasas saludables de aceites vegetales, pescado graso, semillas, nueces y aguacates.

Calcular la ingesta calórica

Muchos planes de nutrición contienen información sobre cuántas calorías debe consumir diariamente. Por ejemplo, las personas moderadamente activas deberían consumir alrededor de 1500 a 2000 calorías diarias. Algunos sitios y aplicaciones pueden ayudarlo a calcular las calorías para su nivel de condición física y cuántas debe comer para perder o mantener el peso.

Puede usar calculadoras de IMC o calculadoras de calorías en Internet para conocer la cantidad correcta de calorías que necesita. Los resultados pueden ser una revelación sobre lo que necesita cambiar en su dieta. Las aplicaciones ayudan a proporcionar una base de datos de nutrición y calorías con millones de alimentos diferentes. Además, puedes tener comidas saludables entregadas para su nivel de condición física cuando ordena en línea.

Mantenga un diario de alimentos

Un diario de alimentos es esencial para ayudarlo a realizar un seguimiento de lo que come, cuánto come y cuándo y dónde come. Solo dedique unos minutos de su día a registrar estos detalles, y valdrá la pena. Aprenderá sobre sus hábitos alimenticios, hará un seguimiento de su progreso y se hará responsable.

Puede usar rastreadores y aplicaciones en línea gratuitos para contar carbohidratos, proteínas y grasas. También es esencial hacer un seguimiento de las veces que has comido y tu estado de ánimo para ver si los patrones emocionales te hacen consumir más calorías.

Pesa y mide tu comida

Medir puede ser un desafío al principio, pero te acostumbrarás. Te enseña qué alimentos te llenan y qué alimentos no valen las calorías. Esto le ayuda a tomar buenas decisiones dietéticas. Compre una balanza para alimentos o tazas y cucharas medidoras. Hacer uso de ellos será útil.

Una forma sencilla de medir las proporciones de los alimentos es utilizar una taza medidora para servir en un bol. De esta manera, sabrá la cantidad de comida que está comiendo y reducirá las porciones de comida.

Beba suficiente agua

Beber suficiente agua es la manera perfecta de reponer líquidos en tu cuerpo después del ejercicio físico. Le ayuda a mantener su rendimiento, aumenta la concentración y la resistencia y previene la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal altas. Por lo tanto, beba agua con sus comidas antes de hacer ejercicio y tómela a sorbos durante su entrenamiento.

Conclusión

Artículo Recomendado:  Consejos útiles para conservar las plantas anuales de otoño para uso en invierno

nutrición adecuada y ejercicio regular son las mejores maneras de ponerse en forma. Seguir una dieta saludable y hacer ejercicio debe ser un estilo de vida para el éxito a largo plazo. Con este artículo como guía, podrá lograr la forma que siempre ha deseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *